AURA ELENA PISANI
AURA ELENA PISANI
Franquicia Personal
R.I.F: V-11049995-3

Teléfono:
+58(0414)3704256
Twitter Facebook google Skype
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House
AURA ELENA PISANI Rent-A-House

¿Desea Contactarme?

(*) Campo Obligatorio
*Nombre Completo:

*Teléfono:

*Correo Electrónico:

  Observaciones:

Indique El Código ANTISPAM

Codigo  

Noticias y Opiniones

EL ALTO COSTO DE LA EMANCIPACIÓN. Inmuebles en venta o alquiler

El alto costo de la emancipación
La casa de los padres se convirtió en el hogar multifamiliar de los hijos.

Valentina se fue a La Victoria porque no encontró vivienda en Caracas

ELISA VÁSQUEZ

Cuando Valentina Pacheco dejó La Victoria para comenzar sus estudios universitarios aspiraba a una vida próspera en la capital. No sospechaba que al graduarse y casarse, la ciudad no tendría espacio para su nueva familia: la casi nula oferta de alquileres y la imposibilidad de comprar una casa los obligó a regresar a su ciudad donde no consigue empleo, pero puede vivir en una propiedad familiar.

Como ella, muchos adultos jóvenes quieren salir de casa de sus padres, pero el costo de la vida hace de la independencia un mito del siglo pasado.

"Siempre he trabajado pero me siento estancada. Veo como mis amigos progresan en Caracas y yo no puedo porque no encontré alquiler", lamenta Valentina, quien inició un negocio de almuerzos gourmet para asegurarse un ingreso.

No en vano, la Cámara Inmobiliaria Metropolitana calcula que la venta de apartamentos cayó en un 15% entre el primer semestre de 2012 y el de 2013. Rosa Magaly Varela, presidenta de la organización, indica que la oferta de alquileres prácticamente desapareció, y apartamentos pequeños se ofrecen en mensualidades de Bs. 18.000 , en zonas como Los Caobos, o Bs. 30.000 en La Urbina o Colinas de Bello Monte. El perfil de lujo para ejecutivos o transnacionales es frecuente frente a la ausencia de viviendas destinadas a familias.

Ante la escasez, el mercado secundario de compra aumentó sus precios de forma inaccesible. Varela agrega que la poca concesión de préstamos hipotecarios, y los bajos montos asignados, contribuyen a que la compra de una casa sea casi un imposible . "Tienes que ganar 15 salarios mínimos para alcanzar un crédito de Bs. 1.200.000 -que es lo que cuesta un apartamento barato-, y con la pérdida del poder adquisitivo, muy pocos lo logran". Construir una casa pequeña, en lugares económicos, que generalmente tienen servicios casi rurales, también necesita de al menos Bs. un millón de bolívares.

Vivir con papá y mamá
Es el caso de Nayreth Meneses, quien vive ahora con sus padres en Punta de Mata, Monagas. Tras haber pasado un año viviendo alquilada  en Guarenas, necesitaba un apartamento en Caracas para poder cuidar a su hijo, de apenas cuatro meses.

Entre ella y su esposo no alcanzaban a pagar el alquiler de un apartamento pequeño. Consiguieron una habitación en el barrio Terraplén, pero al divorciarse, y quedarse sola con el niño, no podía aguantar la inseguridad de la zona, y la obligación de subir los tobos de agua a su habitación con el bebé cargado, todos los días. "Decidí irme a casa de mis papás porque no encontraba vivir cerca de mi trabajo y tener a mi hijo en alguna guardería accesible. El costo del cuidado del bebé y el alquiler de un apartamento duplicaban mi sueldo". Asegura que al haber sido ya promulgada la Ley  de Arrendamiento, los cánones se triplicaron y la variedad se esfumó.

Son muchos los adultos jóvenes destinados a vivir con sus padres. Por ejemplo, Dagne Cobo aspira a hacer pronto vida en pareja con Gabriel Rodríguez. Luego de buscar habitaciones -y darse cuenta que perdían el sueldo de uno de ellos solo en el arrendamiento-, optaron por pedir ayuda y el padre de Gabriel les facilitará un apartamento en un edificio de la familia en Baruta. Como pocos, tienen al menos por donde arrancar, pero no tiene la misma suerte la inquilina que vive ahí, a quien se le dio una notificación de desalojo que no puede cumplir. "Todos los problemas que hemos pasado para buscar apartamento los está pasando ella", acepta Dagne.

Salir de casa de los padres para vivir solo es cada vez más complicado. Los bajos sueldos de los jóvenes profesionales y el control del mercado ahorca a quienes comienzan de cero.